Así descubren los rayos X los secretos escondidos en el Museo del Prado

Spread the love

Un cartel que alerta sobre la posible radiación en la zona da la bienvenida a un desconocido enclave del Museo del Prado. Ubicado en un área restringida en los sótanos, especialmente segura para trabajar con radiación, se halla un laboratorio que difiere de lo que se esperaría encontrar en un museo de arte. Frente a la puerta de entrada, un negatoscopio que ocupa prácticamente toda la pared está cubierto de decenas de fragmentos de película radiográfica que permiten deducir lo que se hace en este lugar. Se trata de imágenes de distintos fragmentos que provienen de multitud de cuadros del museo: el rostro de un rey, el soporte de una escultura, el detalle de un hombro o la esquina del soporte de un lienzo. En este lugar, se radiografía el arte.

Seguir leyendo

Related posts

Leave a Comment